Nos acercamos al minimo solar

2019 es oficialmente el año en el que el Sol ha estado más días sin manchas solares desde 1913

Casi nunca nos paramos a pensar en el Sol. La mayoría de las veces lo vemos como una luz brillante en el cielo que nos molesta cuando vamos conduciendo y que en verano nos pone morenos. Y la verdad es que el Sol es mucho más importante que una simple luz. Al fin y al cabo el Sol es una estrella. En concreto, es la estrella más cercana a nuestro planeta y de ella, depende toda nuestra existencia.

El Sol es una enorme esfera de gas caliente cargada eléctricamente. Este gas cargado se mueve, generando un potente campo magnético. El campo magnético del Sol pasa por un ciclo, denominado el ciclo solar.

 

Cada 11 años más o menos, el campo magnético del Sol cambia completamente. Esto significa que los polos norte y sur del Sol cambian de lugar. Después tarda otros 11 años más para que los polos norte y sur del Sol vuelvan a su antigua posición.

 

El ciclo solar afecta la actividad en la superficie del Sol, como las manchas solares causadas por los campos magnéticos del Sol. A medida que los campos magnéticos cambian, también lo hace la cantidad de actividad en la superficie del Sol.

 

Una forma de llevar la cuenta del ciclo solar es contando el número de manchas solares. El comienzo de un ciclo solar es un mínimo solar, o cuando el Sol tiene menos manchas solares. Con el tiempo, aumenta la actividad solar y el número de manchas solares. (Las manchas solares son regiones del Sol que tienen una temperatura más baja que sus alrededores, y con una intensa actividad magnética, y por eso se ven más oscuras que el resto de la superficie)

 

La mitad del ciclo solar es el máximo solar, o cuando el Sol tiene la mayor cantidad de manchas solares. A medida que el ciclo termina, vuelve al mínimo solar y comienza un nuevo ciclo.

La imagen muestra una fotografía del Sol y en los recuadros de la derecha se pueden ver ampliaciones de una mancha solar visa a través de un telescopio, usando los filtros apropiados para ello.

Actualmente estamos cerca de alcanzar el mínimo del ciclo solar actual (ciclo solar 24). El año 2019 el Sol ha estado muchos días sin manchas solares, tantos, que hemos superado las anteriores marcas de 2008 y 2009. Nos tenemos que remontar hasta el año 1913 para encontrar otro año que tuviera más días sin manchas solares. 

A día de hoy, nos encontramos en el puesto número 4º del ranking de años con más días sin manchas solares, solamente superados por 1878 (con 280 días sin manchas), 1901 (con 287 días sin manchas) y 1913 (con 311 días sin manchas)

 

¿Que significa esto? Pues a parte de ser un indicativo de que nos estamos acercando al mínimo solar, significa que durante este año hemos visto muy pocas manchas solares en el Sol.

Mientras a mediados del ciclo solar podemos ver numerosas manchas solares todos los días del año, durante este mínimo, no es que veamos pocas, sino que hemos tenido el Sol sin manchas solares durante una gran parte del año.

La actividad solar también influye en la corona solar, está mucho más activa y brillante durante los máximos solares. Eso repercute en el aspecto de la corona solar que vemos durante los eclipses totales de Sol.

En otras palabras. El Sol está muy aburrido y para nada foto-génico.

Las imágenes que vemos a continuación muestran el Sol en 2017 con una actividad solar moderada y en 2019, en uno de los muchos días que no tenía ni una sola mancha solar.


¿Hasta cuanto va a durar este mínimo solar? ¿Cuando será el próximo máximo?

Pues precisamente el pasado día 9 de Diciembre la NOAA/NASA realizaron su última predicción para el próximo ciclo solar. Según esa predicción el mínimo solar entre los ciclos solares 24 y 25 lo alcanzaríamos en torno al mes de Abril de 2020 (con un error de +- 6 meses). 

Para el ciclo solar 25 han determinado que se alcanzaría el pico máximo sobre el mes de Julio  de 2025 (con un error de +-10 meses) y que la cantidad de manchas solares durante el ciclo solar 25 sería similar a la del ciclo 24. Algo que no es nada malo, ya que en los últimos años se hablaba de un posible mínimo histórico de varias décadas sin a penas manchas solares, que de momento y por suerte, parece que no va a ser así.

Para los astrónomos aficionados el mínimo solar es muy aburrido, porque apenas podemos ver fenómenos interesantes en el Sol. Solamente algunas protuberancias solares de vez en cuando y alguna pequeña mancha solar muy esporádicamente. Por eso estamos deseando que termine este ciclo solar, para "quitar el polvo" de los telescopios solares y volver a disfrutar de las espectaculares protuberancias, fulguraciones y enormes grupos de manchas solares que nos acompañan durante los máximos de cada ciclo solar.

Hasta entonces, os dejamos algunas fotos de estos espectaculares fenómenos que hemos podido observar con Startrails durante estos últimos años. Eso si, siempre con los medios y filtros adecuados a una observación solar segura.

Fotografía realizada a través de uno de nuestros telescopios, de una enorme fulguración solar (zona blanca) en 2017 asociada a una región activa. En la fotografía también se pueden ver algunas manchas solares, filamentos y una pequeña protuberancia en el borde del disco solar.

En esta otra fotografía vemos una imagen del Sol con varios grupos de manchas solares. La foto se tomó con un telescopio de luz blanca y un filtro solar.

En Startrails siempre estamos atentos al Sol y en cuanto detectamos algún cambio significativo de la actividad solar, preparamos una observación solar para nuestros clientes.

Si no quieres perderte ninguna, escríbenos y pregúntanos por nuestras observaciones solares, para que te avisemos cuando realicemos la próxima.

Escribir comentario

Comentarios: 0